IMG 20200326 WA0110

Hoy en el Día Mundial de la Salud, resaltamos la labor que realizan los hombres y mujeres de nuestra Clínica Comfamiliar, quienes tienen como objetivo primordial preservar y dar continuidad a la vida.

El mundo está pasando por un momento nunca antes vivido, el COVID19 ha llenado de temor a la población mundial por su rápida expansión. Sin embargo, la vida continúa sobreponiéndose a la muerte, y de ello es testigo la odontóloga pereirana Victoria Eugenia Giraldo, quien luego de nueve meses de espera y como fruto del gran amor en pareja, el pasado 17 de marzo pudo tener en sus brazos a Emilio, quien gracias a la labor del equipo médico de Comfamiliar Risaralda nació muy saludable.

IMG 20200326 WA0109Según Victoria, quien es mamá por primera vez, aunque la experiencia fue emocionalmente fuerte porque nunca se había enfrentado a esta situación, todo fue más fácil y tranquilo debido a la confianza recibida por parte del personal que la atendió en nuestra Clínica Comfamiliar, profesionales llenos de conocimiento, pero sobre todo de humanidad con quienes llegan a diario en busca de una positiva respuesta a sus inconvenientes de salud.

“Soy una madre primeriza que no tenía experiencia, que no sabía cómo serían los momentos previos, uno siempre está nervioso y más cuando el parto se adelanta como fue mi caso. Yo tenía la cesárea programada para el 20 de marzo, pero el 17 a la 1:00 a.m estaba en mi cama durmiendo y reventé fuente, esto fue algo inesperado por lo que ingresé por urgencias a la Clínica Comfamiliar, y ya sabemos que por urgencias todo es más acelerado, lo que hace que la ansiedad aumente”.


Llegó el momento

El deseo por conocer qué estaba pasando, cuál era el paso a seguir y cómo se debía comportar, la llenaba de angustia, fueron horas de tensión y larga espera, pero siempre encontró una mano amiga y una palabra sabia en los labios de las personas a quienes les preguntaba: auxiliares, médicos, enfermeras, entre otras personas, que durante su estadía en la Clínica estuvieron pendientes de su salud y de la del naciente Emilio, quien hizo su flamante aparición a las 4:55 de la mañana pesando 3.080 gramos y midiendo 50 centímetros.

“Tuve un apoyo muy especial por parte de todo el equipo que me atendió, en ningún momento hablé ni decía nada porque estaba como en shock esperando que todo pasara y se fueran dando las cosas. Ellos me iban explicando todo lo que hacían, pero especialmente la anestesióloga Juliana Caicedo fue quien estuvo ahí diciéndome cada cosa, lo que pasaba con el bebé, conmigo, y esto me dio mucha tranquilidad porque sin preguntarle nada ella como que veía en mis ojos la preocupación, tenerla en ese momento guiándome fue muy importante para que todo saliera bien”.

IMG 20200326 WA0111

 Y aunque el encuentro visual entre madre e hijo se demoró algunos minutos debido a que la temperatura corporal de Victoria bajó considerablemente y debió ser asistida para que se estabilizara, por fin se dio ese momento tan esperado desde el mismo día en que a su esposo Andrés Felipe Bermúdez y a ella, radicados en aquella época en Panamá, les dieron la gran noticia que la familia empezaría a crecer.

“Cuando me lo pasaron fue el momento más feliz de mi vida. Fue hermoso sentir ese calorcito y esa piel tan suave. Y saber que nació sano y salió de una parte de mi cuerpo, es muy gratificante y conmovedor. En ese momento supe que habían valido la pena los momentos de angustia y ansiedad, que afortunadamente fueron muy bien llevados gracias al personal de Salud Comfamiliar. Fue un total acierto de nuestra parte haber decidido que Emilio naciera en esta Clínica”.

Han pasado desde entonces 21 días de aprendizaje, de trasnochos, de teteros y pañales, pero sobre todo de mucha felicidad para la familia Bermúdez Giraldo gracias a la llegada de su primer heredero, consecuencia del gran amor profesado por la odontóloga y el negociador internacional, quienes con el pasar de los días esperan convertirse en los mejores papás, y porqué no, quizá darle un hermanito al hermoso Emilio, seguramente esta historia de padres e hijos apenas empieza.

“Invito a todas las mujeres que tienen dudas e inseguridades para que confíen en el equipo que tiene Comfamiliar Risaralda para el apoyo de la maternidad ya que está muy capacitado, y siempre vamos a encontrar personas en el camino que puedan ayudar y aconsejar para que como madres que tenemos angustias en ese momento sean resueltas y llegue la tranquilidad a nosotras para tener un embarazo y un parto exitosos. Gracias Comfamiliar Risaralda”, concluyó Victoria Eugenia Giraldo.